La NAO, la AO y el hielo del Báltico

En anteriores entradas aludíamos a las causas de que este invierno el mar Báltico tenga la mayor cantidad de hielo marino o banquisa en al menos 15 años, mencionando los índices AO/NAO.

La Oscilación del Atlántico Norte, o North Atlantic Oscillation (NAO) es un índice de circulación atmosférica que mide las fluctuaciones en la diferencia de presión entre Islandia y las Azores.
Este índice viene asociado y discurre paralelo a otro de amplitud hemisférica, la Oscilación del Ártico o Arctic Oscillation (AO). La AO mide la diferencia de presión entre el Ártico y las latitudes medias.
Cuando la diferencia de presión es alta, hablamos de AO/NAO positivas (AO+), los vientos del oeste provenientes del Atlántico son intensos sobre Europa y discurren por latitudes altas, proporcionando inviernos templados al continente, lluvias abundantes al norte y escasez de precipitaciones al sur.
Cuando la diferencia de presión es baja, los vientos templados del oeste son más débiles sobre Europa, aparecen altas presiones en el Ártico y el Atlántico Norte favoreciendo la advección de masas frías árticas y siberianas sobre el continente europeo y desplazando el frente polar hacia el sur, por lo que la zona meridional del continente, empezando por la península ibérica, registra precipitaciones por encima de la media.
null

En Escandinavia y la región del mar Báltico, los efectos de la NAO/AO son muy notorios. Los inviernos de NAO+ son templados y húmedos, mientras que los de NAO- resultan fríos y más secos. En los primeros predominan las masas de aire de origen atlántico, y en los segundo las de origen ártico o continental.
El efecto de las frías temperaturas asociadas a NAO/AO- se deja obviamente sentir sobre la formación de hielo en el mar Báltico, extendiéndose mucho más la banquisa en estos inviernos.

Observemos esta imagen de un artículo de Timo Vihmaa y Jari Haapala en la revista Progress In Oceanography. La parte de arriba corresponde a los inviernos con NAO+, y la de abajo a los inviernos con NAO-. En azul se marca la extensión del hielo en cada caso, las flechas indican la velocidad y dirección media del viento y las líneas de colores son isotermas que nos indican la temperatura media en superficie con cada situación.
Podemos ver como con NAO- los vientos del oeste son más débiles, las temperaturas más bajas y, en consecuencia, la extensión de la banquisa es mayor:
null

En esta otra gráfica tenemos la NAO invernal (línea negra) y la extensión de la banquisa en el Báltico (columnas azules) 1950-2008. Se observa una buena correlación, y como la escasez de banquisa en las últimas dos décadas en el mar Báltico se corresponde con una NAO en valores más positivos que los de las décadas anteriores. También vemos, por ejemplo, que el último máximo destacable hasta ahora, en 1995-1996, viene acompañado de una clara caída del indice NAO:
null

¿Qué ha ocurrido este invierno 2009-2010? Pues que la AO y la NAO han estado en valores extremadamente negativos. De hecho, la AO ha registrado el valor invernal más negativo desde que se calcula el índice, en 1950.
null

El efecto de este invierno de AO/NAO- sobre el hielo del mar Báltico no ha fallado, alcanzando la banquisa extensiones no vistas desde al menos 1995-96.

Los efectos de AO sobre el hielo marino no se agotan en el Báltico, sino que este índice es de gran trascendencia también para la banquisa ártica en su conjunto. En próximas entradas hablaremos sobre ello.

Fuentes:
Antón Uriarte: Historia del Clima de la Tierra
Geophysics of sea ice in the Baltic Sea: A review
Apoteósica oscilación ártica (rompiendo récords)
Persistencia de la oscilación ártica negativa

Esta entrada fue publicada en AO/NAO/NAM, Báltico y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La NAO, la AO y el hielo del Báltico

  1. Metragirta dijo:

    Me he leido todas las entradas. Una excelente exposición en todas ellas, con aderezos históricos que lo hacen aún más interesante. Eres un pozo sin fondo. Felicidades.

    PD:Me he suscrito a futuras entradas.

  2. Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios, intentaremos mantener el listón en la medida de lo posible.
    Saludos!

  3. Josep Tomàs dijo:

    Excelente blog que seguiré con entusiasmo como el de mi amigo jmarqui.

  4. Pingback: Sin hielo en el Báltico | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

  5. Pingback: Banquisa ártica en febrero de 2015 | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s