Hielo ártico: máximo invernal 2010

El hielo marino del Ártico ocupa típicamente una extensión que oscila desde los 14 ó 15 millones de km2 en el punto álgido del invierno, hasta unos 5 ó 6 millones de km2 al final del verano.

El máximo absoluto de cada invierno tiene un valor orientativo sobre el carácter más o menos frío que ha tenido la estación invernal, sobre todo en la periferia ártica, que es la protagonista a la hora de decidir la magnitud del valor máximo de la banquisa ártica.

Atendiendo a las gráficas de extensión proporcionadas por los distintos organismos que siguen el hielo marino, el máximo de este invierno probablemente ya se ha alcanzado. En concreto, el máximo diario correspondería al pasado 8 de marzo.

null

Según el sensor AMSR-E a bordo del satélite Aqua de la NASA el valor del 8 de marzo se situaría en 14.375.000 km2. En esta gráfica con los datos del citado sensor AMSR-E podemos observar la evolución de la extensión de la banquisa ártica entre 2003 y 2010. La línea roja corresponde a 2010, y se observa como ya parece haber alcanzado el máximo. No es descartable todavía un repunte que supere el dato de antesdeayer, aunque cada día que pase será más difícil por la cercanía de la primavera y el correspondiente aumento de la insolación y las temperaturas en la zona Ártica:
null

Vemos como el máximo sería muy parecido (sólo ligeramente inferior) al de los dos años anteriores, y estando claramente por debajo del de 2003. Por contra, supera a todos los máximos del período 2004-2007. Lo tenemos con más detalle en esta otra gráfica con el valor correspondiente al máximo invernal de cada año según los datos AMSR-E:
null

Si observamos la evolución del hielo según el NSIDC, con datos provenientes de un sensor y satélite distintos (SSMI), el máximo también parece ya superado (los valores absolutos no coinciden con los de AMSR-E por provenir de un sensor distinto, siendo habitual esta diferencia en esta época del año):
null

No obstante, en realidad las medias mensuales de extensión tienen mayor importancia y representatividad que el valor máximo diario. En lo que llevamos de invierno, las extensiones medias mensuales de diciembre, enero y febrero han estado más alejadas de los valores de 2008 y 2009 de lo que lo está el máximo absoluto, truncando el inicio de recuperación observado en los anteriores inviernos. Dejo aquí las gráficas del NSIDC con los valores medios mensuales para los meses de diciembre, enero y febrero desde 1979 hasta el presente. Ya veremos cómo se comporta marzo, aunque de momento va mejor que los anteriores meses:
null
null
null

La extensión invernal este año ha estado influida por el estado extremadamente negativo de la Oscilación Ártica (AO). Con ella, las temperaturas en el Ártico no han sido especialmente frías, pues el frío se desalojaba hacia las latitudes medias, lo que retrasó algo la congelación de algunas zonas al inicio del invierno.
Después, la banquisa en todo el área del mar de Labrador, Terranova y el Golfo de San Lorenzo se ha visto muy penalizada por la AO negativa. Otras zonas como el mar de Barents han resultado finalmente beneficiadas, aunque a menor escala, y además les ha costado bastante por la inercia de años anteriores, que habían dejado un rastro de abundancia de agua atlántica y de temperaturas oceánicas por encima de la media. Destacar también el mar de Bering, en el otro extremo del Ártico, que un año más va a concluir el invierno con una extensión de hielo marino claramente por encima de la media, y ya van varios años seguidos.

Anomalías de temperaturas en el trimestre dic-ene-feb:
null

Mapa general del NSIDC para el 9 de marzo, con la extensión de la banquisa en blanco, y la línea naranja indicando la media para este día en el período 1979-2000:
null

Gráficas de Cryosphere Today para los mares de Barents y Baffin/Terranova respectivamente. En el primero observamos un área helada ligeramente por encima de la media, y en el segundo claramente (casi 300.000 km2) por debajo:
null
null

Recordar que la AO- en cierto modo ha podido limitar la extensión máxima invernal de la banquisa ártica, pero que como contrapartida los efectos beneficiosos de dicho patrón podrían comenzar a notarse en primavera y verano. Iremos observando.

Fuentes:
Cryosphere Today
NSIDC
Sea ice monitor

ACTUALIZACIÓN: finalmente el máximo de 2010 se ha producido el 31 de marzo. Leer más: El máximo invernal más tardío desde que hay registros

Esta entrada fue publicada en Ártico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Hielo ártico: máximo invernal 2010

  1. jmarqui dijo:

    Empieza nuevo episodio. Si quien se aburre es porqué quiere!

    Saludos jefe.

  2. Jaja, cuanta razón tienes.
    Saludos!

  3. Pingback: Hielo ártico marzo 2010: primeros apuntes « Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

  4. Pingback: Máximo invernal 2010: ¿30 de marzo? « Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s