Hielo ártico: extensión de la banquisa durante el último milenio

Hace algunas semanas mostrábamos algunas de las reconstrucciones existentes de la extensión del hielo marino ártico durante el siglo XX.
Hoy echaremos la vista más atrás y daremos un rápido vistazo al último milenio.

En esta gráfica tenemos dos reconstrucciones. La línea negra cubre el período 1200–1997, está referida a la zona del Atlántico Norte y proviene de la combinación de series paleoclimáticas derivadas de troncos de árboles y de sedimentos marinos. La línea roja cubre el período 1870-2003 para el Ártico en conjunto, y se basa en algunas observaciones disponibles:
null

Se aprecia que el siglo XX sería el período sostenido con una menor extensión de banquisa en los últimos 800 años. Tan sólo en un breve período a mediados del siglo XVII se habrían alcanzado valores tan reducidos como los de las últimas décadas, aunque de forma mucho más efímera.

Sin embargo hay una curiosa discrepancia a principios del siglo XX entre las dos reconstrucciones. Mientras la línea negra (sector atlántico) desciende rápidamente, la roja (Ártico en conjunto) se mantiene bastante estable.
Es decir, en el sector Atlántico a principios del siglo XX la extensión de la banquisa habría descendido fuertemente, recuperándose a mediados de siglo y volviendo a descender en las últimas décadas. Sin embargo, en el conjunto del Ártico la pérdida de superficie de la banquisa a principios de siglo sería mucho menor. Una de las explicaciones que se propone para este hecho es que la pérdida de hielo en el sector atlántico se habría visto potenciada por patrones propios de variabilidad multidecenal de este sector (AMO, AO/NAO). De forma parecida a como ocurrió en otros momentos anteriores (siglo XV, XVII), pero de forma distinta a lo que estaría sucediendo en las últimas décadas, con la pérdida de hielo afectando al Ártico en conjunto y no sólo a su sector atlántico.

Esta discrepancia en cuanto a la magnitud de la disminución de la extensión de la banquisa a principios del siglo XX nos resulta familiar. Ya vimos esta otra gráfica con dos reconstrucciones del siglo XX referidas a la totalidad y casi totalidad del Ártico, y que muestran una discrepancia relativamente similar:
null

Por otro lado, diversos estudios apuntan a que los modos de variabilidad del sector atlántico podrían estar detrás de buena parte del retroceso de la banquisa detectado en las dos últimas décadas.

En todo caso, vistas las discrepancias y la escasez de datos de aquel período en relación al presente, no se puede afirmar con seguridad cuál fue la magnitud del retroceso de la banquisa en las primeras décadas del siglo XX. En el sector atlántico, donde los datos son más abundantes, fue de una magnitud que no alcanza pero se aproxima bastante a lo observado en la actualidad.

Por otro lado, y volviendo a retroceder en el tiempo, la reconstrucción que mostrábamos al inicio comienza en el siglo XIII. Aquel era un momento de recuperación de la banquisa tras el Período Cálido Medieval que se extendió de los siglo X a XII y durante el cual se produjo la colonización vikinga de Islandia y Groenlandia. En una de las entradas sobre Islandia y la banquisa mostrábamos esta otra gráfica con la evolución de la temperatura del océano al norte de Islandia en los meses de verano en los últimos 2000 años, reconstruida a partir de sedimentos marinos de alquenomas. Cuanto más frías sean las temperaturas, más probable es la presencia frecuente de banquisa en la zona:
null

Por tanto, en cuanto a la evolución de la banquisa ártica en el último milenio, sabemos que lo comenzó con una posición retirada al norte, al menos en el sector atlántico. Que a partir del siglo XIII volvió a expandirse hacia el sur, con altibajos hasta alcanzar su máxima extensión entre los siglos XVIII y XIX. Y sabemos que desde mediados del siglo XIX volvió a retirarse hacia el norte en un proceso que, con el paréntesis de las décadas centrales del siglo XX, ha llegado hasta el presente.

Existen numerosas reconstrucciones locales, pero con los datos disponibles antes de la era de los satélites es difícil precisar mucho más el comportamiento de la banquisa del Ártico en su conjunto.

Fuentes:
History of sea ice in the Arctic
Unprecedented low 20th century winter sea ice extent in the Western Nordic Seas since A.D. 1200
A changing Arctic seasonal ice zone: Observations from 1870–2003 and possible oceanographic consequences

Esta entrada fue publicada en Ártico, Reconstrucciones climáticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Hielo ártico: extensión de la banquisa durante el último milenio

  1. jmarqui dijo:

    Por el hecho de currártelo solo tú, este blog está simplemente impresionante con la temática de la banquisa ártica (supongo que también cabrá la Antártida y su banquisa circundante).

  2. Pues muchas gracias.
    Y sí, al hielo marino antártico seguro que también le iremos haciendo algún hueco.
    Un saludo!

  3. Pingback: Hielo ártico: balance del verano 2010. I. El contexto | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

  4. Pingback: La banquisa ártica durante el Holoceno | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s