Hielo ártico: predicciones de expertos para el mínimo del verano 2010

Como saben los lectores de este blog, todos los años la extensión de la banquisa ártica oscila desde un máximo al final del invierno en el cual ocupa unos 15 millones de km2, hasta un mínimo al final del verano en el que la extensión del hielo se reduce hasta una cifra de entre 4 y 7 millones de km2.

En esta gráfica proveniente de Cryosphere Today podemos observar esas variaciones estacionales en el área ocupada por la banquisa ártica, entre 1979 y la actualidad:

Para apreciar mejor cuál ha sido la evolución de la extensión de la banquisa ártica al final del verano, podemos tomar esta gráfica del NSIDC con los valores medios mensuales de septiembre, período 1979-2009:

Se observa una tendencia general descendente (un 11,2% por década respecto a la media 1979-2000) poco apreciable en las primeras décadas pero que se acelera muy notablemente durante lo que llevamos de siglo XXI, con un mínimo absoluto en septiembre de 2007, mes en el que la extensión media mensual se quedó en sólo 4.300.000 km2 (Por contra, el máximo de la serie corresponde a septiembre de 1996, con una extensión media mensual rozando los 7.880.000 km2. Los datos numéricos de la serie completa se pueden consultar aquí).

Desde el año 2008, todos los veranos se vienen publicando una serie de predicciones de distintos equipos de investigación científica sobre el Ártico, en las que ofrecen el que a su juicio es el valor más probable para el mínimo estival de extensión de la banquisa durante ese verano, usando distintas técnicas estadísticas, modelizaciones, etc.

Estos pronósticos se producen en el marco de la iniciativa “SEARCH (Study of Environmental Arctic Change) Sea Ice Outlook“. El objetivo de esta iniciativa no es tanto proporcionar pronósticos fiables, como poner a disposición del público e investigadores la información científica más reciente sobre el hielo ártico. Se produce además una puesta en común anual de las investigaciones y datos de los distintos equipos científicos, permitiendo ver qué tipo de análisis funcionan mejor, qué datos son más significativos, cuáles faltan y serían necesarios, etc.

En este sentido, creo que la iniciativa puede considerarse un éxito. En cuanto a las predicciones en sí, algunas han tenido mejor fortuna que otras, aunque en general en los dos pasados veranos la mayoría han tendido a pronosticar extensiones inferiores a las que realmente se han observado al llegar septiembre.

Mirando ya a las predicciones para el presente verano 2010, hay que comentar que todas oscilan entre los 4.200.000 y los 5.700.000 km2 (con la excepción de una especie de “boutade” que se inclina por… tan sólo 1 millón de km2). Recordar que todos estos pronósticos están realizados contando con los datos observados hasta el 31 de mayo, y que lo que trata de acertar la cifra que proponen es la extensión media mensual de septiembre según los datos del NSIDC.

Vemos los pronósticos en esta gráfica, con las columnas mostrando la predicción de cada equipo. Las líneas rojas indican (empezando por debajo) los mínimos de 2007, 2008, 2009 y la media 1979-2007 (pinchar en la imagen para verla a mayor tamaño):

De los 16 pronósticos, tres apuestan por una extensión mayor a la de 2009, dos por una casi idéntica a la de hace un año; seis lo ven a medio camino entre 2008 y 2009, tres por debajo de 2008 y sólo dos (incluyendo la antes mencionada “boutade”) por debajo del record mínimo de 2007.

Entre las razones de los “optimistas” se mencionan algunas que ya hemos comentado por aquí, como que la presencia de hielo multianual es mayor que en los años anteriores, lo que se traduciría en una banquisa ártica más estable en su conjunto.

Los “pesimistas” se basan, por ejemplo, en las temperaturas por encima de la media en el Ártico tanto en el pasado invierno como en la primavera, y en la rápida tasa de deshielo observada en el mes de mayo.

Desde la iniciativa “SEARCH Sea Ice Outlook” también nos recuerdan que todas las extensiones propuestas para este mes de septiembre se sitúan notablemente por debajo de la media 1979-2007 situada en 6.700.000 km2.

Mencionar que un viejo conocido de este blog, Ignatius Rigor (ver entrada ¿Más hielo este verano?) se integra en un equipo que apunta a 5.400.000 km2, una de las cinco predicciones más altas.

Además de estas predicciones generales, también se han publicado otras regionales, por lo que habrá ocasión de hablar más de todos estos asuntos.

Esta entrada fue publicada en Ártico, Mínimos de verano, Pronósticos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Hielo ártico: predicciones de expertos para el mínimo del verano 2010

  1. Pingback: Paso del Noroeste: ¿abierto este verano? « Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

  2. Pingback: Segunda ronda de predicciones de expertos para el mínimo de la banquisa ártica en 2010 « Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

  3. Pingback: Los expertos hacen balance: verano 2010 | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s