El mínimo sigue en juego: extensión de la banquisa ártica el 15 de septiembre 2010

Ya apuntábamos que todavía no era posible dar por seguro como mínimo definitivo el valor de extensión del pasado 10 de septiembre. Pues bien, el valor correspondiente a ayer día 15 de septiembre es aún más bajo, con lo que se sitúa como nuevo mínimo de este año, a la espera de lo que suceda en los próximos días.

Aquí tenemos los valores de extensión de la banquisa ártica en los últimos días (AMSR-E por IARC/JAXA):
09,08,2010, 4.989.375 km2
09,09,2010, 4.972.656 km2
09,10,2010, 4.952.813 km2
09,11,2010, 4.986.406 km2
09,12,2010, 5.005.000 km2
09,13,2010, 5.008.750 km2
09,14,2010, 4.998.594 km2
09,15,2010, 4.948.438 km2

Recogidos en esta gráfica (línea roja 2010):

Aquí tenemos el mapa con la concentración y extensión de la banquisa ártica ayer 15 de septiembre según el sensor AMSR-E (fuente):

Recordar que este valor de 4.948.438 km2 sitúa al mínimo de 2010 como el tercero más bajo del período 2002-2010 cubierto por los datos del sensor AMSR-E, superando sólo a 2008 (4.707.813 km2) y 2007 (4.254.531 km2).

Por su parte, desde el NSIDC ayer anunciaban el posible mínimo del día 10 también según sus datos, basados en un sensor distinto (SSMI), según el cual la extensión correspondiente a ese día se situaría en 4.760.000 km2. Esto supone el tercer mínimo más bajo de toda la serie 1979-2010, superando sólo a 2008 y 2007, que registraron un mínimo según este tipo de datos de 4.520.000 y 4.130.000 km2 respectivamente.
Comparado con la media de 31 años 1979-2009, el valor mínimo de 2010 se situaría algo más de millón y medio de km2 por debajo de la misma. Y casi dos millones de km2 por debajo de la media 1979-2000.

Aquí tenemos la extensión del pasado 10 de septiembre según el NSIDC comparada con la media 1979-2000 (línea naranja):

Se observa la extensión por debajo de la media en todas las áreas excepto junto a las islas Svalbard. Esta pequeña zona por encima de la media se debe a que el hielo ha sido llevado hasta allí por la deriva dominante durante las últimas semanas.

Y aquí tenemos la gráfica del NSIDC reflejando la extensión en distintos años y períodos y en la actualidad (2010 línea azul claro):

Ya veremos si finalmente en los datos del NSIDC el mínimo se queda para el día 10 o si también cambia. (recordar que en estas fechas el NSIDC utiliza la media de los 5 días más próximos para construir cada valor diario).

En cualquier caso, tal como decíamos al principio, el mínimo aún está en juego. El máximo de este año ya nos sorprendió por su fecha, y de momento el mínimo también quiere mantener la incertidumbre unos días más.

Entre los días 9 y 14 de septiembre la configuración sinóptica sobre el Ártico se volvió más favorable para la banquisa, con una deriva reducida que facilitó la compactación y el inicio de la recongelación otoñal. Sin embargo, en los últimos tres días un sistema de bajas presiones circulando frente a la costa siberiana unido a las altas presiones instaladas en el sector occidental del Ártico han provocado la reactivación de fuertes vientos sobre el Ártico Central, ocasionando de nuevo la fragmentación del hielo e incrementando su deriva, con compactación o dispersión del mismo según la zona, pero con pérdida de extensión total como resultado.

Parece que estas condiciones desfavorables persistirán al menos 48 horas más, por lo que sigue sin ser descartable que en los próximos días la extensión de la banquisa ártica baje algo más. El mínimo sigue en juego.

Esta entrada fue publicada en Ártico, Mínimos de verano, NSIDC: actualizaciones mensuales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El mínimo sigue en juego: extensión de la banquisa ártica el 15 de septiembre 2010

  1. Emilio dijo:

    Aunque técnicamente no tiene que ver con el tema del blog (centrado en la banquisa ártica), pero dado que estamos en el periodo de cambio de temporada norte/sur, sí que desearía hacer notar que la gráfica de la página web de la universidad de Bremen (http://www.iup.uni-bremen.de:8084/amsr/amsre.html), relativa a la variación mensual de la capa de hielo en la Antártida muestra que deshielo parece haberse iniciado bastante antes de lo normal y con bastante fuerza. ¿Circunstancial o cambio de patrones?

    • Gracias por el apunte.
      Como primera impresión, parece que en esta época de fin del invierno austral es normal que la extensión de la banquisa antártica sufra altibajos en función de los patrones atmosféricos, que pueden dispersar, compactar, o hacer desaparecer la banquisa del borde exterior, de escaso grosor, móvil y frágil.
      Primera impresión, simplemente.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s