Extensión media mensual de la banquisa ártica en agosto 2011 según el NSIDC

Según los datos del NSIDC, la extensión media mensual de la banquisa ártica en agosto 2011 se ha situado en 5.52 millones de km2, superando tan sólo a la de agosto de 2007 por unos 160.000 km2 y situándose por debajo del resto de años. Comparándolo con la media 1979-2000, agosto 2011 estaría unos 2 millones de km2 por debajo.

Podemos ver la evolución de la extensión media en agosto en el período 1979-2011 en la siguiente gráfica:

Y aquí tenemos el mapa comparando la extensión media de agosto 2011 con la media de dicho mes en el período 1979-2000 (línea rosa):

Se observa como la extensión de la banquisa ha estado por debajo de la media en todas las zonas excepto en el mar de Groenlandia.

La meteorología de agosto en el Ártico ha estado marcada por el predominio de altas presiones, que han favorecido una buena insolación (pese a que en este mes la insolación ya va claramente en declive en el Ártico) lo que, sumado a la entrada de vientos del sur a través del mar de Baffin y el Ártico canadiense, ha propiciado temperaturas por encima de la media en casi todo el ártico, destacando la zona del archipiélago canadiense.

Presión media a nivel del mar en agosto 2011, reanálisis NCEP/NCAR:

Lo mismo en forma de anomalías:

Y anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie:

En los últimos días, la recongelación otoñal ya ha comenzado en el Ártico central, como muestran las imágenes de la North Pole Webcam o del Healy y reflejan los distintos mapas con un aumento de la concentración del hielo.

Sin embargo, la extensión general continúa cayendo, debido al deshielo en zonas periféricas como el mar de Beaufort o las inmediaciones septentrionales de los mares de Laptev y Siberia Oriental, así como por cierta compactación del hielo por efecto del viento y las corrientes. El deshielo en las citadas zonas periféricas sería más lateral que superficial, es decir, más por efecto del agua circundante y del calor acumulado en ella.

La extensión actual es bastante próxima a la del mínimo de 2007, según las distintas fuentes. Que se supere el record de entonces o no dependerá de las condiciones meteorológicas imperantes en el Ártico en las dos próximas semanas, y de cuánto calor conserve el océano que rodea a la banquisa ártica.

Esta entrada fue publicada en Ártico, Mínimo 2007, Mínimos de verano, NSIDC: actualizaciones mensuales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s