Causas del record mínimo del hielo ártico en 2012: algunos apuntes rápidos

La primera causa, es la situación de debilidad en la que se encuentra la banquisa desde 2007-2008. Con mucho menos hielo multianual que antes, por tanto con un menor espesor medio, más expuesta a los vaivenes meteorológicos, más fácilmente descongelable, fracturable y más móvil.

¿Y cuál es la causa de esta situación de debilidad? Por un lado, una tendencia de fondo de calentamiento en el Ártico y de reducción de la fracción multianual de la banquisa observada ya de forma clara desde 1989 aproximadamente, lo que fue precondicionando negativamente al hielo marino del Ártico. Por otro lado, las condiciones especialmente desfavorables durante el verano de 2007 y el posterior invierno 2007-2008 dieron el golpe de gracia, dejando a partir de entonces a la banquisa en ese nuevo estado de mayor debilidad.

¿Y a qué se debía esta tendencia de fondo? El principal sospechoso suele ser el calentamiento global antropogénico causado por las emisiones de gases de efecto invernadero como el CO2. Sin embargo, la variabilidad natural en el Ártico es también muy grande, asociada a aspectos como cambios y oscilaciones en la actividad solar, los patrones de circulación atmosférica, deriva del hielo, corrientes oceánicas y circulación termohalina, salinidad, etc. Tanto los forzamientos antrópicos como los naturales pueden desencadenar realimentaciones vía albedo, etc.

Así, no hay consenso en la literatura científica sobre qué porcentaje de esta tendencia correspondería a unas y otras causas. Para algunos científicos, las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero y sus realimentaciones serían el responsable máximo, y casi único, de dicha tendencia. Pero otros científicos dan mayor importancia a la variabilidad natural, atribuyéndole una responsabilidad en la tendencia observada que podría acercarse al 50%. A nivel más informal, también hay quienes piensan que el papel de la variabilidad natural sería aún mayor.

En cuanto a las causas inmediatas por las que el record mínimo se ha alcanzado en 2012, y no en 2008 ó 2010, por ejemplo, podrían citarse varios candidatos complementarios:
– La situación de extremada debilidad de la banquisa en el sector atlántico al final del invierno, particularmente en los mares de Barents y Kara, tras un invierno muy templado en estas zonas y tras la llegada de abundante agua atlántica, más templada y salada, a dicha área.
– Condiciones meteorológicas desfavorables durante el verano I: el carácter muy cálido de mayo, junio y julio en zonas como el Archipiélago Canadiense y los mares de Beaufort y Chukchi.
– Condiciones meteorológicas desfavorables durante el verano II: la extraordinariamente profunda borrasca que circuló por el sector pacífico del Ártico a principios de agosto propiciando una enorme fragmentación y dispersión del hielo superviviente en esas zonas.
– Esta mayor fragmentación o menor concentración media de la banquisa en esas zonas periféricas respecto a lo habitual otros años, ha podido ocultar una mayor cantidad de hielo a los productos derivados de sensores de microondas (NSIDC, JAXA ó Bremen frente a otros elaborados con diferente metodología como MASIE, IMS, NIC ó CIS).

Esta entrada fue publicada en Ártico, Mínimos de verano y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Causas del record mínimo del hielo ártico en 2012: algunos apuntes rápidos

  1. amazingsnow dijo:

    Como me gusta el intrincamiento de causas y efectos, mecanismos de atenuaciones y incrementos, de sístoles y diástoles cósmicas, fascinante diablo.

    Saludos amigo!

    • Hablando de mecanismos de atenuaciones e incrementos, me viene ahora a la cabeza un ejemplo. El pasado invierno, desde su inicio, fue muy frío en las zonas aledañas al estrecho de Bering (Alaska, Chukchi, Beaufort…) Esto podía hacer pensar en un grosor del hielo mayor que en años anteriores. Sin embargo, desde su inicio, además de frío el invierno también fue muy nivoso. Así, sobre la banquisa recién formada se depositó una gruesa capa de nieve que ayudó a aislar el hielo del frío aire exterior, inhibiendo así su ganancia de grosor…
      Como siempre, muchos factores interrelacionados.
      Saludos amigo!

  2. Enric dijo:

    Gracias por ilustrarnos!!

  3. Muchas gracias a los dos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s