Banquisa ártica a finales de junio 2013

En estos momentos, la extensión de la banquisa ártica se sitúa algo por encima de los 10 millones de km2, moviéndose en torno a los valores más altos de los últimos años para estas fechas.

Lo podemos ver en esta gráfica de IARC-JAXA, con 2013 representado por la línea roja:

A continuación, mapa del NSIDC correspondiente al 26 de junio de 2013 mostrando la extensión actual de la banquisa y comparándola con la extensión media para la misma fecha en el período 1979-2000 (línea naranja):

Los mayores déficits de hielo se localizan en los mares de Barents y Laptev, situándose el borde de la banquisa en el resto de zonas bastante próximo a la media 1979-2000.

Este lento inicio de la temporada de deshielo es aún más llamativo si lo comparamos con lo sucedido el pasado verano de 2012, cuando durante junio la extensión del hielo marino ártico descendió a una gran velocidad, como podemos observar en esta gráfica del NSIDC comparando 2013 con 2012 y con la media 1979-2000:

Como sabemos, el verano de 2012 terminó con la extensión de la banquisa en sus valores más bajos desde que hay registros, batiendo ampliamente el record mínimo anterior establecido en 2007.

¿Cuáles son las causas del lento inicio del deshielo y de la situación relativamente favorable en la que se encuentra la banquisa ártica a finales de junio 2013?

Sobre todo, debemos mirar a la configuración atmosférica que ha predominado durante los dos últimos meses, protagonizados por la persistencia de bajas presiones sobre el Océano Ártico. Lo vemos en este mapa mostrando la presión media a nivel del mar en el Ártico entre el 1 de mayo y el 25 de junio de 2013 (reanálisis NCEP/NCAR):

Estas bajas presiones han propiciado cielos cubiertos de nubes, que reducen la insolación que alcanza la superficie y ayudan a mantener a raya las temperaturas del aire, del hielo y de la superficie oceánica. En esta captura de hoy mismo de la North Pole Webcam podemos observar los cielos cubiertos predominantes en el Ártico durante mayo y junio de 2013:

Esta situación es bastante opuesta a la experimentada durante mayo y junio del año pasado, cuando la persistencia de altas presiones sobre Groenlandia y el Océano Ártico propició mucha insolación y permitió frecuentes advecciones cálidas sobre todo hacia la zona de Baffin y el Archipiélago Canadiense, favoreciendo el rápido deshielo observado entonces. A estas condiciones atmosféricas desfavorables se sumó también una situación de partida de la banquisa muy mala en los mares de Barents y Kara.

No obstante, no todo son ventajas en 2013. Las bajas presiones sobre el Ártico han favorecido también una notable fragmentación de la banquisa, sobre todo en el mar de Laptev y zonas adyacentes del Océano Ártico. Lo vemos en esta imagen MODIS de hoy, en la que en los huecos dejados por las nubes podemos observar la banquisa fragmentada y separada en distintos témpanos con zonas de agua abierta intercaladas entre ellos:

Esta fragmentación puede suponer un condicionamiento negativo de cara al resto de la temporada de deshielo, al haber quedado expuesta superficie marina que puede calentarse por efecto del sol y ayudar al deshielo de los témpanos adyacentes.

Junio de 2013 va a terminar con una de las extensiones medias más altas de los últimos años en dicho mes. Aunque existe cierta correlación entre lo que ocurre en junio y el mínimo de septiembre, las cosas aún pueden cambiar mucho. Por ejemplo, en junio de 2007 la extensión de la banquisa se situó por encima de la de 2005 y 2006. Sin embargo, en septiembre de aquel año la banquisa alcanzó su record mínimo pulverizando los anteriores. Tampoco hay que olvidar que en este momento la banquisa sigue encontrándose en una situación de vulnerabilidad, por la escasez de hielo multianual y la preponderancia del hielo de primer año, menos resistente a los rigores estivales. Veremos qué ocurre durante los dos próximos meses.

Esta entrada fue publicada en Ártico y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Banquisa ártica a finales de junio 2013

  1. NevenA dijo:

    Great analysis, Diablo. After the weekend I’m planning to post a May-June comparison for the past couple of years.

  2. amazingsnow dijo:

    Ei amigo! muy Interesante diablo, sigo mucho menos la temática ahora, pero aún así, es un gusto encontrar análisis sintetizados y entendibles como los tuyos. Durante junio he estado echando el ojo a las gráficas de banquisa por su interés en la resistencia para las fechas. Como bien dices, la banquisa está pagando excesos pasados pero me resulta fascinante como (simplificando) las configuraciones báricas condicionan el desarrollo del deshielo. Veremos los próximos 80 dias como evoluciona la cosa pero tengo mis feelings en que, esta vez, quizás no hay noticia de telediario.

    • Muchas gracias por tu comentario, Jordi. Como siempre, un placer leerte por aquí.
      Yo últimamente también estoy haciendo un seguimiento del tema algo más laxo, pero en este momento las cosas están interesantes, a pesar de que los “excesos pasados” siguen teniendo su peso y parece que siguen condicionando bastante lo que pueda hacer la banquisa al final de este verano. Como siempre, ya veremos.
      Saludos!

  3. Pingback: 2013: buen verano para la banquisa ártica | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s