Deriva del hielo multianual, febrero 2014

En esta animación podemos observar el movimiento y deriva de la banquisa ártica clasificada según su edad entre el mínimo de septiembre de 2013 y la última semana de febrero de 2014 (fuente):

multiyear sea ice drift arctic 2013 2014 tschudi nsidc

Durante octubre y noviembre los patrones de vientos dominantes favorecieron la puesta en marcha de la Deriva Transpolar, permitiendo la expulsión de hielo hacia el Atlántico Norte a través del estrecho de Fram. En diciembre la situación cambió, limitándose la expulsión de hielo por el estrecho de Fram e instaurándose un patrón más favorable para el Giro de Beaufort y la recirculación de la banquisa en el interior del Ártico.

Durante la mayor parte de los dos primeros meses de 2014, el Giro de Beaufort ha continuado imponiéndose sobre la Deriva Transpolar, lo que conlleva una expulsión de hielo por el estrecho de Fram relativamente reducida.

Se ha producido cierta compactación al norte del Archipiélago Canadiense y una lengua de hielo multianual ha ido recorriendo el mar de Beaufort para estar adentrándose ahora mismo en el mar de Chukchi. Este movimiento es el denominado Giro de Beaufort, que en décadas pasadas el hielo multianual ártico completaba mientras envejecía y se iba renovando. Sin embargo, en los veranos del último decenio los mares de Beaufort y Chukchi han experimentado grandes deshielos y en muchas ocasiones han dejado de ser una zona segura para la conservación estival del hielo multianual, que ha desaparecido antes de poder completar el Giro. En este sentido, quizá sería conveniente que esta lengua de hielo multianual fuera girando hacia el norte. Ya veremos cómo se comporta durante los dos meses restantes antes del inicio de la temporada de deshielo en el Océano Ártico.

En todo caso, la extensión y edad media del hielo multianual en los mares de Beaufort y Chukchi, y en general en el Ártico, se encuentra en sus mejores niveles desde 2007. Esto podría suponer un cierto colchón de seguridad de cara al verano, aunque al final el factor más determinante serán las condiciones meteorológicas, de circulación atmosférica y de deriva del hielo que imperen entre mayo y agosto en el Ártico.

Esta entrada fue publicada en Ártico, Deriva del hielo, Hielo multianual y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s