Hagan juego, señores

Esta entrada fue publicada en Ártico. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hagan juego, señores

  1. Encuesta cerrada. Muchas gracias a todos los que habéis participado.

    La opción individual más votada, con un 17% de los votos, ha sido entre 5.5 y 6 millones de km2, por encima del mínimo del año pasado y lo que supondría la extensión más elevada desde 2006.
    Un 13% de los votos han ido a la opción entre 5 y 5.5 millones de km2, lo que sería una extensión similar a la del año pasado.
    Sumando estos dos grupos, y el 3% de votos para más de 6 millones de km2, resulta que un 33% habéis votado por una extensión similar o superior a la del pasado 2013.

    Sin embargo, el 67% apostais por una extensión inferior a la del año pasado.
    Un 27% de los votos se mueven en el rango de 4 a 5 millones de km2, lo que sería situarse en los valores habituales en el período 2007-2011.
    Un 13% de los votos son para el rango 3.5 a 4 millones de km2, lo que supondría un mínimo similar al record de 2012.
    Y hasta un 27% de los votos apuestan por un nuevo record mínimo por debajo del de 2012.

    Por mi parte, si tengo que escoger diría que el rango más probable es entre 4.5 y 5 millones de km2. Aunque no descarto en absoluto otros escenarios.
    Por un lado, no creo que las condiciones meteorológicas y de circulación atmosférica y deriva vayan a ser tan favorables para la banquisa como en el pasado verano 2013. Sin embargo, de momento mayo no está siendo demasiado desfavorable, y en principio tampoco espero condiciones tan negativas como en 2007 ó 2012. En cuanto a las condiciones de partida del hielo, este invierno las temperaturas en el Ártico han sido más altas que el año pasado u otros anteriores, por lo que cabe esperar que en amplias zonas el grosor del hielo sea inferior a lo normal, sobre todo en cuanto al hielo de primer año. Sin embargo, la extensión, edad media y presumiblemente grosor medio del hielo multianual está en sus mejores niveles desde 2007. La debilidad del hielo de primer año se compensaría en cierta forma con la mayor presencia de hielo multianual. Si a esto le aplicamos unas condiciones meteorológicas medias, la extensión podría quedarse en ese rango entre 4.5 y 5 millones de km2. No obstante, el Ártico siempre guarda sorpresas, así que no nos cabe más que observar y esperar.

    (Recuerdo las extensiones de septiembre en los últimos años:
    2003 6.150.000 km2
    2004 6.050.000 km2
    2005 5.570.000 km2
    2006 5.920.000 km2
    2007 4.300.000 km2
    2008 4.730.000 km2
    2009 5.390.000 km2
    2010 4.930.000 km2
    2011 4.630.000 km2
    2012 3.630.000 km2
    2013 5.350.000 km2 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s