Banquisa ártica en el verano 2015 hasta mediados de agosto

La banquisa ártica afrontaba la temporada de deshielo 2015 tras un invierno en el que su extensión máxima había sido una de las más bajas de la serie de observaciones, junto a 2006 y 2011. No obstante, el máximo de extensión invernal depende del conportamiento de zonas periféricas y no tiene porqué ser indicativo del estado general del hielo en el Océano Ártico.

Atendiendo al hielo multianual, el de mayor grosor y más resistente al deshielo estival, la situación al final del invierno 2015 era bastante similar a la que se observaba un año antes, al final del invierno 2014. Aunque muy por debajo de lo habitual antes de 2007 y en décadas anteriores, en el contexto del período 2008-2015 se trata de una situación buena. En esta gráfica podemos observar la evolución del hielo multianual, clasificado según su edad, al final del mes de marzo entre 1983 y 2015:

Al inicio de la temporada de deshielo, durante el mes de mayo y primeros días de junio, la situación meteorológica en general fue bastante favorable para la banquisa del Océano Ártico, retrasándose en algunas zonas el inicio del deshielo superficial. En este mapa observamos las anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie durante el mes de mayo según los reanálisis NCEP/NCAR, apreciándose las temperaturas por debajo de la media en el Ártico Central, mar de Laptev y toda la zona de Groenlandia:

No obstante, las cifras generales de extensión eran bajas debido a la temprana retirada del hielo en mares periféricos como Bering y Barents. Extensión media mensual de la banquisa ártica en el mes de mayo entre 1979 y 2015 según los datos del NSIDC:

Además, en el mapa de anomalías de temperatura del aire se observa una importante excepción a las condiciones favorables para la banquisa. Esa excepción se situaba en los mares de Beaufort, Chukchi y Siberia Oriental, con temperaturas muy por encima de la media en el mes de mayo, acelerando el inicio del deshielo que ya desde principios de junio progresaría muy rápidamente en estas zonas. La extensión general continuaba baja. Extensión media mensual de la banquisa ártica en el mes de junio entre 1979 y 2015 según los datos del NSIDC:

En cuanto a temperaturas y patrones de circulación atmosférica, junio comenzó parecido a mayo, pero a lo largo del mes la situación se fue volviendo más desfavorable, con los índices NAO y AO cambiando a su fase negativa e indicando la presencia de altas presiones en el Ártico, con cielos despejados y una elevada insolación, en el corazón del verano boreal. Anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie durante el mes de junio (imagen del NSIDC a partir de los reanálisis NCEP/NCAR):

Las condiciones de AO-NAO negativas se intensificaron durante julio, mes marcado por la persistencia de altas presiones sobre el Ártico Central y Groenlandia, como se observa en este mapa con las anomalías de presión a nivel del mar durante julio 2015 (reanálisis NCEP/NCAR):

No obstante, las cifras de extensión mejoraron respecto a los meses anteriores, gracias sobre todo al buen comportamiento de las zonas de Hudson y Baffin, con un deshielo más lento de lo habitual. Extensión media mensual de la banquisa ártica en el mes de julio entre 1979 y 2015 según los datos del NSIDC:

Y mapa del NSIDC comparando la extensión media de julio 2015 con la media 1981-2010 para dicho mes:

Sin embargo, este mapa de extensión no deja apreciar algo importante que ocurrió durante el mes de julio. En los mares de Beaufort y Chukchi teníamos hielo multianual fracturado y mezclado con hielo de primer año (ver Deriva del hielo multianual: septiembre-marzo 2015). Durante el mes de julio la mayor parte del hielo de primer año desapareció, dejando como resultado grandes témpanos de hielo multianual dispersos y rodeados por agua abierta. Este hecho favorece el deshielo lateral y basal de dichos témpanos de hielo multianual. Su descongelación, además de un retroceso en la extensión de la banquisa, supone un deterioro de su calidad media, al perderse mucho volumen de hielo debido al gran grosor de este hielo viejo.

En esta imagen publicada por el NSIDC podemos ver arriba a la izquierda mapa con la distribución del hielo multianual, a la derecha mapa AMSR-2 de la Universidad de Bremen mostrando la baja concentración de hielo en la zona de Beaufort-Chukchi y, abajo a la izquierda, imagen del canal visible de MODIS del mar de Beaufort, apreciándose el hielo fragmentado:

Durante lo que llevamos de mes de agosto las condiciones meteorológicas y de deriva del hielo no han sido tan desfavorables como en julio. De este modo, una parte de ese hielo multianual aún resiste, aunque seguramente muy deteriorado, y por delante aún tiene varias semanas de temporada de deshielo. Más que las temperaturas del aire o la radiación solar, lo que ahora puede hacer daño al hielo que sobrevive en esa zona es el deshielo lateral y basal, ocasionado por el agua del mar. Además, en los próximos días las predicciones meteorológicas apuntan a la llegada de una profunda borrasca a esa zona. Los fuertes vientos asociados causarán oleaje y mezcla turbulenta del agua, pudiendo acelerar el proceso de deshielo de la banquisa superviviente en la zona.

Este el el último mapa del Servicio Canadiense para la zona del mar de Beaufort, basado en la imagen del satélite RADARSAT incluida a continuación del mismo (pinchar en las imágenes para verlas a mayor tamaño):

Último mosaico MODIS del Servicio Canadiense mostrando la situación de la banquisa en el Ártico:

Últimos mapas disponibles del NSIDC y JAXA:

A falta de algunas semanas para que termine la temporada de deshielo, lo más probable parece que 2015 termine en cuanto a extensión algo peor que los dos últimos años, pero sin llegar a los niveles negativos de 2012, 2007 ó 2011. En cuanto a hielo multianual y volumen, también parece probable acabar algo peor que los dos años anteriores (2013-2014), aunque sin llegar a valores tan bajos como los del período 2008-2012. No obstante, aún hay que esperar cerca de un mes antes de poder hacer balances definitivos.

Esta entrada fue publicada en Ártico, Hielo multianual, Mínimos de verano, NSIDC: actualizaciones mensuales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Banquisa ártica en el verano 2015 hasta mediados de agosto

  1. NevenA dijo:

    Great summary, Diablo. Gracias.

  2. Javier Cacho dijo:

    Hola Diablo,
    Ricardo López Valverde me ha pasado tu blog
    Sólo quería decirte agradecerte el magnifico trabajo que estás haciendo.
    Hoy voy a recomendar tu blog a mis amigos de fb.
    Estamos en contacto y algún día ya hablaremos del tema.

    • Hola Javier,
      Muchas gracias a ti por tu comentario y recomendación, a tu disposición para lo que quieras. Aprovecho también para felicitarte por todo tu trabajo, especialmente por tu “Duelo en la Antártida” que releí no hace mucho, un trabajo extraordinario.
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s