Extensión media mensual de la banquisa ártica en noviembre 2016

La extensión media mensual de la banquisa ártica en noviembre 2016 según los datos del NSIDC se ha situado en 9.08 millones de km2, casi 2 millones de km2 por debajo de la media 1981-2010 para dicho mes.

Como era obvio tras observar el comportamiento de la banquisa ártica durante el mes, noviembre de 2016 se sitúa claramente como el más bajo de la serie de observaciones 1979-2016, tal como vemos en esta gráfica del NSIDC:

n_plot_hires

Y este es el mapa del NSIDC comparando la extensión media mensual de noviembre 2016 (en blanco) con la media 1981-2010 para dicho mes (línea rosa):

n_extn_hires

La extensión de la banquisa es inferior a la media en prácticamente todas las regiones, destacando las grandes anomalías negativas en los mares de Barents y Kara. Notable retraso de la recongelación también en el mar de Chukchi y en la Bahía de Hudson.

Como indicaba en la anterior entrada, la mayor parte de noviembre se ha caracterizado por la presencia de altas presiones en Eurasia más potentes y persistentes de lo habitual, acompañadas por bajas presiones en todo el sector americano del Ártico. De este modo, se ha mantenido un flujo constante de aire templado hacia el Ártico, mientras el aire polar era desalojado hacia Eurasia.

En el siguiente mapa procedente de los reanálisis NCEP/NCAR podemos observar la presión media a nivel del mar del 1 al 29 de noviembre de 2016:

compday-4rfqqeatidY este es el mapa que refleja las anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie durante las mismas fechas:

compday-oibmpelwox

Todo el Ártico con temperaturas muy por encima de la media, que se extienden también hacia Norteamérica. Las mayores anomalías positivas se localizan al norte de los mares de Kara y Barents. Por el contrario,  se observan temperaturas por debajo de la media en buena parte de Eurasia.

El anómalo patrón de circulación atmosférica que ha predominado durante octubre y noviembre junto a las altas temperaturas oceánicas y el escaso hielo de partida, han dado como resultado el otoño más cálido y con menor crecimiento de la banquisa en el Ártico desde que hay registros.

En los últimos días de noviembre las condiciones han mejorado algo y la extensión de la banquisa ártica ha aumentado con cierta rapidez, aunque la extensión actual sigue siendo la más baja para la fecha, tal como podemos ver en esta gráfica de JAXA  (2016 línea roja):

sea_ice_extent_n_prev_v2_l

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ártico, NSIDC: actualizaciones mensuales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s