Extensión media mensual de la banquisa ártica en julio 2017

La extensión media mensual de la banquisa ártica en julio de 2017 según los datos del NSIDC se ha situado en 8.21 millones de km2, lo que supone el quinto valor más bajo para dicho mes en toda la serie de observaciones por satélite 1979-2017, superando sólo a 2016, 2012, 2011 y 2007, tal como podemos observar en la siguiente gráfica proporcionada por el NSIDC:

A continuación, el mapa, también del NSIDC, comparando la extensión media de la banquisa ártica en julio 2017 (en blanco) con la media 1981-2010 para dicho mes (línea rosa):

Déficit de hielo en casi todas las zonas, quizá destacando negativamente el sector pacífico, con los mares de Chukchi y Siberia Oriental como exponentes.

A continuación podemos observar las anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie en junio y julio de 2017 con respecto a la media 1981-2010 para dicho período de dos meses (reanálisis NCEP/NCAR):

La mayor parte del Ártico marítimo con temperaturas algo por encima de la media, particularmente en el sector pacífico. Aunque también se observan algunas zonas donde las temperaturas han estado ligeramente por debajo del promedio climático, como las Svalbard y parte de los mares de Barents, Kara, Laptev o del Archipiélago Canadiense.

En la siguiente gráfica podemos observar la presión media a nivel del mar durante el citado período junio-julio de 2017:

Las presiones han sido algo más bajas de lo habitual. En general, han predominado las borrascas sobre el Océano Ártico, lo que se refleja en los índices AO y NAO, que han sido mayoritariamente positivos durante estos últimos dos meses:

(La NAO positiva también se relaciona con que Groenlandia haya tenido un verano fresco y con poco deshielo superficial en su casquete glacial. Excepto durante la última semana de julio, cuando la NAO ha pasado a ser negativa reflejando la aparición de altas presiones sobre la isla, que han propiciado una mayor insolación y temperaturas más altas, causando el momento con mayor deshielo superficial en Groenlandia en todo el verano 2017.)

En conjunto, tanto la extensión actual de la banquisa ártica como los patrones meteorológicos y de circulación atmosférica imperantes durante este verano, apuntan a que el mínimo de septiembre probablemente se mueva en torno a la media de la última década: unos 4.5 millones de km2, situándose así en el ranking en torno a la quinta plaza, tal como viene haciéndolo en los últimos tres meses. De esta forma, el record mínimo de 3.2 millones de km2 registrado en 2012 no parece estar en peligro.

No obstante, el Ártico y su banquisa siempre guardan sorpresas, así que habrá que continuar observando durante las  5 ó 6 semanas que faltan hasta que se alcance el mínimo y comience la recongelación otoñal.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AO/NAO/NAM, Ártico, Groenlandia, NSIDC: actualizaciones mensuales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s