Mínimo 2017 de la banquisa ártica

Según los datos proporcionados por JAXA, la banquisa ártica alcanzó su extensión mínima del verano 2017 el pasado 9 de septiembre, con 4.472.225 km2. Esto supone el sexto mínimo más bajo de la serie de observaciones por satélite 1979-2017, superando sólo a 2016, 2015, 2012, 2011 y 2007.  Es un mínimo normal en el contexto de la última década, y algo más de un millón de km2 por encima del récord mínimo de 2012, pero está claramente por debajo de lo habitual hace 20 ó 30 años, cuando los mínimos rondaban los 7 millones de km2.

Podemos observar la evolución de la extensión de la banquisa ártica según los datos de JAXA durante el verano 2017 (línea roja) comparada con algunos de los últimos años y con las medias de las décadas anteriores (80, 90 y 2000):

Según los datos proporcionados por el NSIDC, el mínimo se habría producido el día 13 de septiembre con 4.640.000 km2, situándose en este caso como el octavo más bajo de la serie de observaciones por delante de 2016, 2015, 2012, 2011, 2010, 2008 y 2007. Al mismo tiempo, el mínimo de 2017 se sitúa en torno a 1.500.000 km2 por debajo de la media 1981-2010. En el siguiente mapa proporcionado por el NSIDC podemos observar la extensión de la banquisa ártica el día 13 de septiembre de 2017 (en blanco) comparada con la media 1981-2010 para la misma fecha (línea naranja):

Se observa como el hielo se ha quedado por debajo de la media climática en todas las regiones. Destaca la falta de hielo en el sector Pacífico, en los mares de Beaufort y Chukchi, así como también en el mar de Groenlandia.

La falta de hielo en el sector Pacífico se relaciona con la escasez de hielo multianual al principio de la temporada y con haber sufrido las condiciones meteorológicas más desfavorables durante este verano que, sin embargo en conjunto, ha sido relativamente benigno en el Océano Ártico, gracias al predominio de bajas presiones sobre el mismo.

En cuanto al mar de Groenlandia, la falta de hielo se explica por un patrón de circulación atmosférica y deriva del hielo que ha impedido durante buena parte del verano la exportación de hielo desde el Océano Ártico hacia el mar de Groenlandia a través del estrecho de Fram. Esto tiene también su lado positivo, al suponer una mayor retención de hielo viejo dentro del Océano Ártico.

Para finalizar, mosaico MODIS del Ártico proporcionado por el Servicio Canadiense:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ártico, Mínimos de verano, NSIDC: actualizaciones mensuales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s