Banquisa ártica a principios de agosto 2018

Durante los dos primeros meses del verano 2018, junio y julio, las condiciones meteorológicas y de circulación atmosférica han sido relativamente favorables para la banquisa ártica. Durante estos dos meses han predominado las bajas presiones sobre Groenlandia y la parte central del Océano Ártico, lo que implica nubosidad y menor insolación sobre la banquisa allí situada. Podemos verlo en el siguiente mapa procedente de los reanálisis NCEP/NCAR, en el que se muestra la presión media a nivel de mar en el Ártico durante junio y julio de 2018:

Estas condiciones han favorecido temperaturas por debajo de la media en Groenlandia y en buena parte del Ártico Marítimo Americano (Baffin, Archipiélago Canadiense, Beaufort), tal como puede apreciarse en el siguiente mapa, que muestra las anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie en el Ártico en junio y julio de 2018:

Por el contrario, se observa que en los mares siberianos las temperaturas han estado por encima de la media. En la mayor parte del Ártico Central la anomalía de temperatura es también ligeramente positiva, aunque la abundante nubosidad durante estos dos meses ha limitado mucho el deshielo.

Así las cosas, la extensión media mensual de la banquisa ártica en julio de 2018 según los datos del NSIDC se ha situado en 8.22 millones de km2, algo más de 1 millón de km2 por debajo de la media climática 1981-2010 pero, a la vez, sólo el noveno valor más bajo para este mes en la serie de observaciones por satélite 1979-2018. Lo vemos en la siguiente gráfica proporcionada por el NSIDC:

Este buen comportamiento de julio se explica sobre todo por el abundante hielo en Kara, Baffin y Hudson durante las primeras semanas del mes. Sin embargo, durante las últimas semanas de julio y los primeros días de agosto, el deshielo ha progresado rápidamente en estas zonas, así como también en los mares de Beaufort y Chukchi,  de forma que a día 2 de agosto la extensión de la banquisa ha caído ya hasta el quinto valor más bajo de la serie para esta fecha (superando ahora sólo a 2017, 2016, 2012 y 2007).

Esta rápida caída se observa en la siguiente gráfica, que muestra la evolución de la extensión de la banquisa ártica en 2018 (línea roja) comparada con algunos otros de los últimos años y con las medias de las décadas anteriores (datos facilitados por JAXA):

En el siguiente mapa proporcionado por el NSIDC se observa la extensión de la banquisa ártica a 2 de agosto de 2018 (en blanco) comaprada con la media 1981-2010 (línea naranja) para dicho día:

Las únicas zonas que mantienen el tipo respecto a la media son el Archipiélago Canadiense y Baffin.

Extensión claramente por debajo de la media en casi todas las demás zonas: norte de las Svalbard y mar de Groenlandia (en este caso, probablemente por la falta de exportación desde el Océano Ártico). También por debajo de la media en los mares siberianos de Kara y Laptev, así como en Chukchi y Beaufort, donde el hielo se ha fracturado mucho en los últimos días, con una porción de la banquisa cercana a la costa que ha quedado prácticamente desgajada del pack central, tal como se observa en el mapa del NSIDC o en este mosaico de imágenes MODIS proporcionado por el servicio canadiense:

A pesar de la aceleración del deshielo durante las últimas semanas, y de unas condiciones meteorológicas algo más desfavorables ahora mismo, con altas presiones instaladas sobre el Ártico, en principio no parece que el mínimo de este año vaya a alejarse demasiado de la media de la última década, en torno a unos 4.5 millones de km2. En el Ártico Central y en el Archipiélago Canadiense la banquisa no parece estar en mal estado, y de momento las predicciones meteorológicas a medio plazo tampoco son demasiado desfavorables.

No obstante, el Ártico siempre guarda sorpresas y las cosas pueden cambiar rápidamente, así que habrá que seguir observando qué ocurre durante las próximas 5 ó 6 semanas hasta que se alcance el mínimo de esta temporada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ártico. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Banquisa ártica a principios de agosto 2018

  1. ROBERTO DE LA FUENTE GONZÁLEZ dijo:

    Buenos días, da la sensación que los argumentos sobre el cambio climático se desmoronan o dicho de otro modo, el ser humano ha llegado a tiempo de reconducir la situación y cada vez se aleja mas la posibilidad de que se incremente por encima de los famosos 2 grados la temperatura de la Tierra,

  2. Hola Roberto. Bueno, yo no creo que los datos que expongo sobre lo que llevamos de verano 2018 en el Ártico Marítimo permitan sacar conclusiones a este respecto. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s