Mirando al sur: un vistazo a la banquisa antártica

Habitualmente el objeto de este blog es la banquisa del Ártico, pero en esta ocasión cambiaremos de objetivo, y hablaremos de la banquisa o hielo marino que rodea la Antártida. Aquí la vemos, en este mapa de ayer 23 de agosto con los datos de concentración del hielo provenientes de los satélites AMSR-E :

Al igual que en el Ártico, contamos con observaciones de satélite de la banquisa austral desde 1979.
Pero, al contrario de lo sucedido en el Ártico, durante estos 30 años la extensión ocupada por la banquisa antártica no ha tendido a disminuir, sino a aumentar. Lo vemos en esta gráfica reflejando la evolución en el área del hielo marino en el hemisferio sur entre 1979 y 2008, en la que se observa una tendencia ascendente de un 1.2% por década (Polar oceans from space):

Para tratar de conocer las causas de este ligero aumento en el área de la banquisa, en primer lugar podríamos dar un vistazo a las temperaturas en la zona.
Las mediciones efectuadas por los satélites MSU apuntan a una tendencia de enfriamiento de -0.07ºC por década durante los últimos treinta años. Geográficamente (ver Johanson 2007), el enfriamiento más notable correspondería a la zona oriental del mar de Ross y al sector contiguo al océano Índico, zonas donde la extensión de la banquisa ha crecido. Por contra, en los mares de Weddel y Bellinghausen las temperaturas han tendido a aumentar, observándose en este último mar el mayor descenso en el área de la banquisa austral. En este mapa (UNEP) vemos las tendencias regionales en la extensión de la banquisa en el período 1979-2004:

Mencionar que los reanálisis del NCEP/NCAR discrepan de los datos de los satélites MSU, mostrando calentamiento sobre el océano antártico. Partiendo de estos datos de reanálisis, habría que reconciliar unas temperaturas que suben con una cantidad de hielo que también aumenta.

No obstante, y al margen de las incertidumbres existentes sobre la evolución real de las temperaturas sobre el Océano Antártico, parece que hay otros factores con mayor influencia sobre la extensión del hielo marino austral, como los patrones de vientos y de circulación atmosférica.

Así, por ejemplo, el incremento del hielo marino en el sector del mar de Ross, que se verifica sobre todo en el otoño austral, podría ser una consecuencia directa de una circulación ciclónica más constante e intensa sobre el mar de Amundsen. (Turner et al. 2009)
En general, diversas fuentes (ver por ejemplo Kwok 2002) vinculan el incremento de la banquisa antártica en conjunto con una mayor intensidad de los vientos circumpolares que: por un lado, dispersarían la banquisa en una mayor extensión; y, por otro, aislarían más la zona antártica de las invasiones de aire procedentes de las zonas templadas.
Este patrón de intensificación de los vientos circumpolares se correspondería con una fase predominantemente positiva de la Oscilación Antártica (AAO o también Southern Annular Mode-SAM)

Por otro lado, algunos tratan también de reconciliar el presunto calentamiento con el aumento de la banquisa a través del siguiente mecanismo: el calentamiento llevaría a un aumento de las precipitaciones sobre la superficie marina, que así vería disminuida su salinidad. Esto llevaría a una mayor estratificación y a un mayor aislamiento de la capa superficial de agua relativamente dulce, que se congelaría más fácilmente y recibiría menos calor desde las aguas situadas a mayor profundidad. Esta teoría tiene serios problemas, empezando por la falta de datos fiables de precipitaciones y otros parámetros en la zona. (ver por ejemplo el reciente Liu&Curry 2010, ó Zhang 2006)

Concluimos con esta gráfica del NSIDC reflejando la extensión media mensual de la banquisa antártica en el mes de julio, período 1979-2010. Se observa como julio de 2010 es el mes con la mayor extensión de toda la serie:

Esta entrada fue publicada en Antartida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mirando al sur: un vistazo a la banquisa antártica

  1. jmarqui dijo:

    Continuo pensando que este blog es de una calidad excepcional para un tema especializado como el que tocas. He visto muchos blogs de temáticas similares, quizás no tan concretas, y el trabajo que generas es mayúsculo. Además tiene lo que otros no tienen que es el sesgo cultural-interesado que estos temas pueden llevar.

    Leí hace un par de días la última entrada del blog de Francisco Gil en la que se hablaba del tema en cuestión, con los comentarios sobre el “hallazgo” de Judith A. Curry. Mi personal punto de vista, y que tu también pareces apuntar, es que no hay, por supuesto, conclusión alguna, si teorias, como siempre las hay. La teoria de la AAO (igual que la AO) tiene mucha guasa si vamos a buscar mecanismos que la disparan en uno u otro sentido (+, -), por no hablar de las interacciones químicas de la atmosfera con sus, a la vez, complejas respuestas en forzamientos dinámicos.

    La complejidad natural (por así llamarla) es una variable bien escurridiza por ciencia que le heches.

    Saludos.

  2. Hola Jordi!

    Lo primero, muchas gracias por tus opiniones sobre el blog. Quizá el enfoque del mismo sea distinto a lo que se suele estilar en estas temáticas. Supongo que será el reflejo del itinerario personal que me ha conducido hasta ellas.

    En cuanto a la banquisa antártica, coincido contigo en que hay muchas teorías pero pocas certezas. Yo quizá vea más probable la teoría AAO. Pero claro, al entrar ya en los mecanismos de variabilidad natural relacionados con las distintas fases de estas oscilaciones, tal como apuntas la complejidad es enorme.

    Saludos amigo!

  3. Pingback: La banquisa antártica, en su record máximo | Banquisa en el Ártico: el blog del hielo marino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s