Extensión de la banquisa ártica en octubre 2014

Según los datos del NSIDC, la extensión media mensual de la banquisa ártica en octubre de 2014 se ha situado en 8.06 millones de km2, lo que supone el sexto valor más bajo de la serie 1979-2014 para dicho mes. Una extensión muy similar a la del pasado 2013, y a la vez una de las más altas de los últimos años, superando a 2007, 2009, 2010, 2011 y 2012.

Lo vemos en esta gráfica con la extensión media mensual de octubre entre 1979 y 2014:

A continuación, el mapa comparando la extensión de octubre 2014 con la media 1981-2010 para dicho mes:

Claramente por debajo de la media en Laptev, Siberia Oriental, Chukchi y Beaufort. Rebasando la media en algunos puntos de Barents y Kara.

Esta ha sido la presión media a nivel del mar durante el mes de octubre de 2014, según los reanálisis NCEP/NCAR:

Destacan las altas presiones sobre el Océano Ártico y Groenlandia, extendiéndose también hacia el mar de Kara y el NE de Europa, así como la profundidad de la baja de Islandia.

Lo mismo pero en forma de anomalías respecto a la media 1981-2010 para el mes de octubre:

Las temperaturas del aire cerca de la superficie se han situado por encima de la media en casi todo el Ártico marítimo, excepto en el sur de los mares de Kara y Barents. Lo vemos en este mapa:

Las temperaturas por encima de la media podrían vincularse a la mayor área de supercie oceánica libre de hielo comparada con la media 1981-2010. Esas zonas de agua abierta han ido cediendo calor, y estas temperaturas por encima de la media no han sido incompatibles con una recongelación otoñal relativamente rápida. Lo podemos ver en esta gráfica de IARC/JAXA con datos hasta el 4 de noviembre, y con 2014 representado por la línea roja (pinchar en la imagen para verla a mayor tamaño):

Y este sería el último mapa diario del NSIDC mostrando la distribución de la banquisa a 4 de noviembre:

Ha concluido ya la congelación de los mares de Laptev y Beaufort, igualándose así a la media 1981-2010. Barents y Kara también clavan dicha media. Por contra, en Siberia Oriental y Chukchi continúan observándose zonas de agua abierta que los mantienen por debajo de la media 1981-2010. En Baffin el avance del hielo también está siendo relativamente lento, por lo que la extensión también se mantiene por debajo de la media climática.

EDITO para añadir esta animación mostrando la deriva del hielo clasificado según su edad, desde el mínimo de septiembre hasta finales de octubre (fuente – el Archipiélago Canadiense no se incluye en el análisis):

De momento, parece que el Giro de Beaufort ha predominado sobre la Deriva Transpolar, lo que en principio es bueno ya que limita la expulsión de hielo fuera del Ártico a través del estrecho de Fram. Naturalmente, habrá que esperar a ver qué es lo que sucede durante los próximos meses.

Publicado en Ártico, NSIDC: actualizaciones mensuales | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Extensión de la banquisa ártica en septiembre entre 1953 y 2014: Meier et al. 2012 + AARI (ampliado el 04/11 con estimación hasta 1945)

En 2012, los científicos del NSIDC Walt Meier, Julienne Stroeve y otros, publicaron este interesante artículo: “A simple approach to providing a more consistent Arctic sea ice extent time series from the 1950s to present“, The Cryosphere, 6, 1359-1368, 2012 (pdf).

En él, combinan los datos de extensión de la banquisa ártica de HadISST entre 1953 y 1978 con la habitual serie de observaciones de los satélites SMMR y SSMI entre 1979 y el presente recogida por el NSIDC.

Para combinar ambas series, utilizan como puente los datos de los satélites ESMR disponibles entre 1972 y 1978, ajustando los datos de HadISST en base a la diferencia media entre ambas series en el periodo en el que se solapan (a su vez, para que los datos ESMR sean consistentes con los de SMMR y SSMI, emplean la serie combinada de Cavalieri, Parkinson y Vinnikov 2003).

Básicamente, el procedimiento de Meier et al. es el mismo que empleé yo en la entrada que dediqué a los satélites ESMR (pero en mi caso usando Chapman&Walsh en lugar de HadISST para antes de los satélites).

Me voy a centrar en el mes de septiembre, en el mínimo anual. Esta sería la gráfica de Meier et al. 2012 para dicho mes:

arctic sea ice before satellites hadisst meier et al 2012 september arctic sea ice extent 1953 2011

El resultado final de la reconstrucción sería la combinación de la línea roja continua hasta 1978 (HadISST ajustado) y la línea azul a partir de entonces (Sea ice index, del NSIDC).

En la siguiente gráfica, he tomado los datos finales de Meier et al. 2012 para el mes de septiembre, y los he presentado en color rojo, actualizándolos hasta 2014:

arctic sea ice before satellites hadisst meier et al 2012 september arctic sea ice extent 1953 2014

Meier et al. indican que su serie presenta una mayor consistencia que otras series precedentes al haber eliminado una clara discontinuidad en la transición entre los datos de HadISST anteriores a los satélites y la serie de datos del NSIDC basada en observaciones satelitales. No obstante, los autores apuntan que aún pueden quedar inconsistencias tanto por los pocos años de solapamiento (1972-78) usados para ajustar HadISST desde 1953, como por razones ligadas a la heterogeneidad de las diversas fuentes de datos usadas por HadISST para el período anterior a los satélites, su diferente naturaleza, calidad, metodología… así como por la ausencia de datos reales en algunos momentos y lugares, etc.

En este sentido, creo que los mapas de AARI para el sector siberiano (basados en observaciones reales desde barcos y aeronaves, y disponibles desde 1950 aquí, y desde 1933 aquí) pueden ser una fuente interesante para comprobar la fiabilidad de los datos de HadISST en dicha zona antes de los satélites.

Lo que he hecho ha sido comparar los mapas de septiembre de HadISST del período 1953-1972 con los mapas de la misma fecha de AARI, y he ajustado los datos de HadISST en base a las observaciones reales recogidas en los mapas de AARI. Casi siempre he tenido que ajustar HadISST a la baja, pues indicaba más hielo en el sector siberiano del que aparecía en los mapas de AARI. Como ejemplo, dejo la comparativa de septiembre de 1953 entre HadISST y AARI:

arctic sea ice before satellites hadisst aari 1953 It's worth checking HadISST maps against those from AARI, that rely on actual observations from ships and aircrafts

En este caso, en base a las diferencias en los mares de Kara, Laptev, Siberia Oriental y Chukchi, he estimado que a HadISST habría que restarle unos 750.000 km2. He hecho lo mismo con el resto de años hasta 1972. El cálculo del ajuste necesario en base a los mapas lo he realizado contando pixeles (tiene un margen de error pero sirve como aproximación).

La serie de datos resultante tras el ajuste en base a AARI sería la línea azul añadida a la gráfica anterior (he extendido la serie ampliando hasta 1945 los datos ajustados de HadISST usando el método de Meier et al. 2012, y reajustándolos también en base a los mapas de AARI):

arctic sea ice before satellites hadisst aari meier et al 2012 esmr september arctic sea ice extent 1945 2014

Finalmente, he considerado realizar dos ajustes más a la serie, para conseguir una estimación lo más precisa posible en base a los datos disponibles.

Los datos de HadISST entre 1945 y 52 se basan exclusivamente en medias climatológicas. En el sector siberiano, los he corregido en base a las observaciones reales rusas de los mapas de AARI. En el sector americano, que en HadISST aparece completamente cubierto de hielo, no tengo datos reales para comparar, pero puedo juzgar la climatología en base a las observaciones reales existentes a partir de 1953. En ellas, prácticamente todos los años la zona del Golfo de Amundsen, desembocadura del Mackenzie y cercanías aparecen con amplias zonas de agua abierta, libre de hielo. Así que he considerado que es más probable climatológicamente que en dichas zonas hubiera algo de agua abierta.

Por tanto, por un lado he añadido otro pequeño ajuste a la baja a los datos de HadISST entre 1945 y 52 teniendo en cuenta esa probable zona de agua abierta.

Por otro lado, entre 1972 y 78 he sustituido HadISST ajustado por los datos de los satélites ESMR ajustados, pues creo que siguen siendo algo más consistentes con los datos posteriores.

El resultado final tras estos dos últimos retoques, es esta gráfica, que considero la mejor estimación de la extensión de la banquisa ártica en septiembre entre 1945 y 2014 en base a las distintas fuentes disponibles:

arctic sea ice before satellites hadisst aari meier et al 2012 esmr september arctic sea ice extent 1945 2014

La gráfica sugiere que entre 1945 y 1961 los mínimos anuales de la banquisa ártica serían similares a la media 1979-2000 (7 millones de km2), con los más bajos, como 1945 ó 1960, en unos 6.6 millones de km2. Entre 1962 y 1970 los mínimos serían más altos, con los años 70 de nuevo más similares a la media 1979-2000, sólo un poco por encima de ella. La media 1979-2000 se compone de unos 80 estables, y unos 90 con mayores oscilaciones. A partir del año 2000, estaríamos ya claramente por debajo de la media de las dos décadas anteriores, llegando después a los extremos de 2007 y 2012.

Publicado en Artículos científicos, Ártico, Mínimos de verano, Reconstrucciones climáticas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Hielo multianual en septiembre de 2014: bien, pero no tanto

El hielo multianual es aquel que ha sobrevivido al menos a un verano. Su importancia radica en que suele presentar un grosor y una resistencia a la fractura mayores que el hielo de primer año. En general, a hielo más viejo corresponde hielo más grueso y resistente al deshielo estival.

Durante este año hemos ido siguiendo la deriva del hielo multianual desde el mínimo del pasado 2013, que recordemos supuso una significativa recuperación en la cantidad y calidad del hielo multianual, pese a quedarse aún lejos de los valores previos a 2007.

2014 suponía una oportunidad de consolidación de la recuperación iniciada el año pasado. La situación de partida era relativamente buena, y una tasa de supervivencia del hielo multianual cercana a la del año pasado habría supuesto otro considerable empujón hacia arriba, que podría haber llevado a la cantidad y calidad del hielo multianual hasta niveles no vistos desde 2006. Sin embargo, agosto y septiembre han hecho mucho daño a la gran lengua de hielo multianual que se había adentrado en los mares de Beaufort y Chukchi, que finalmente se ha visto muy reducida.

Así pues, pese a registrarse una ligera mejoría respecto al año pasado, dicha mejoría es muy débil. A grandes rasgos, podríamos decir que el hielo multianual está igual que hace un año. No está mal en el contexto de los últimos años, pero se ha desaprovechado la oportunidad de consolidar la recuperación emprendida en 2013, y la banquisa ártica en conjunto sigue presentando una escasez de hielo multianual que la hace más vulnerable a las situaciones desfavorables que se le puedan presentar, sobre todo durante la temporada de deshielo.

En esta imagen tenemos la distribución del hielo clasificado según su edad, justo en el mínimo de 2013 (izquierda) y 2014 (derecha) (azul oscuro, hielo que acaba de sobrevivir a su primer verano; azul claro, hielo que ha sobrevivido a dos veranos; verde, tres veranos; amarillo, cuatro; rojo, cinco o más veranos).

(Fuente de los mapas)

A continuación, los mapas de los años anteriores, de 2007 a 2012:



Y esta sería la gráfica mostrando la evolución en la extensión del hielo clasificado según el número de veranos a los que ha sobrevivido en los mínimos de 2006 a 2014 (obtenida contando pixeles en los mapas anteriores):

arctic multiyear sea ice 2014 september

Niveles muy similares a los del año pasado, aunque en conjunto podríamos hablar de una ligera mejoría. El hielo más viejo, tanto el de 4 años como el de 5 y más, han aumentado levemente, y su suma es la más alta desde 2007. El de 3 años ha descendido respecto al año pasado, aunque esto se ve compensado por un aumento mayor en el de 2 años. La suma de todo el hielo de más de 2 años es la más alta desde 2006.

Durante el invierno también puede perderse hielo multianual si los patrones de deriva son desfavorables y propician su expulsión fuera del Ártico a través del estrecho de Fram. Habrá que ver que sucede durante la temporada fría que acaba de comenzar. Si las condiciones no son demasiado desfavorables, en el verano de 2015 la banquisa tendrá una nueva oportunidad de consolidar su recuperación en cuanto a hielo multianual. O dicha recuperación podría verse truncada. El tiempo lo dirá.

Publicado en Ártico, Hielo multianual, Mínimos de verano, Tipología del hielo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Extensión media mensual de la banquisa ártica en septiembre 2014

Según los datos del NSIDC la extensión media mensual de la banquisa ártica en septiembre de 2014 se ha situado en 5.280.000 km2, un valor muy similar al del pasado 2013 y al de 2009, situándose entre los mejores de los últimos años. Sin embargo, sigue estando lejos de lo habitual en décadas anteriores, y se encuentra 1.200.000 km2 por debajo de la media 1981-2010.

Esta es la gráfica mostrando la extensión media mensual de la banquisa ártica en el mes de septiembre entre 1979 y 2014:

Y aquí está el mapa comparando septiembre 2014 con la media 1981-2010 para dicho mes (línea rosa):

Como durante todo el verano, se observa el mayor déficit de hielo en la zona del mar de Laptev, con los mares de Kara, Siberia Oriental, Chukchi, Beaufort y Groenlandia también por debajo de la media. Algo por encima de la media en el mar de Barents y en el Archipiélago Canadiense, como se observa también en el mapa de anomalías de concentración:

Será interesante también obervar los datos de hielo multianual, que previsiblemente serán proporcionados por el NSIDC en próximas fechas.

Publicado en Ártico, Mínimos de verano, NSIDC: actualizaciones mensuales | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario