Banquisa ártica a mediados de agosto 2014

Durante lo que llevamos de agosto, las condiciones meteorológicas y de circulación atmosférica en el Ártico han sido algo más desfavorables para la banquisa que en los anteriores meses del verano. No obstante, hasta el momento la banquisa ha soportado relativamente bien estas circunstancias, y su extensión y área se mantienen a mediados de agosto entre las más altas de los últimos años. Esto se debe a las condiciones de partida relativamente buenas, logradas gracias a la meteorología favorable de los meses anteriores y a la presencia de una mayor cantidad de hielo multianual respecto a lo habitual en los últimos años.

Podemos ver la situación de la banquisa en estas gráficas de la NASA. En la primera, tenemos la extensión y área de la banquisa ártica en 2014 (línea negra) hasta el 17 de agosto, comparada con los dos años más bajos (2007 y 2012) y la media de décadas anteriores (1979-1988, 1989-1998, 1999-2008):

Esta segunda gráfica es similar, pero concentrándose en los años que van desde 2007 a 2014. Observamos como 2014 se encuentra entre los más altos para la fecha(sobre todo en área):

El hecho de que el área se encuentre en una mejor posición que la extensión nos indica que la concentración media este año es mayor que en los anteriores, es decir, el hielo se encuentra más compactado, con menos zonas de agua abierta intercaladas en su interior. Esta tendencia a que el área se encuentre en mejor posición que la extensión se ha venido observando durante todo el verano 2014, aunque durante los últimos días de agosto se ha acentuado. Iremos viendo porqué.

Aquí tenemos la presión media a nivel del mar entre el 1 y el 9 de agosto según los reanálisis NCEP/NCAR. Se observan las altas presiones sobre el sector americano del Océano Ártico y sobre Groenlandia, combinadas con bajas presiones sobre el mar de Kara y el sector siberiano:

Esta configuración, de estilo “Dipole Anomaly” favorece la Deriva Transpolar y la llegada de aire cálido hacia los mares de Chukchi y Siberia Oriental, donde en estas primeras semanas de agosto se concentraron las mayores reducciones en la extensión y área de la banquisa.

Entre el 10 y el 18 de agosto las condiciones han sido parecidas, pero con algunas diferencias de cierta relevancia. Aquí tenemos el mapa con la presión media a nivel del mar en el período citado:

Se fortalecen las altas presiones sobre todo el sector pacífico del Océano Ártico, adoptando una disposición algo más longitudinal que reduce la llegada de aire cálido hacia los mares de Chukchi y Siberia Oriental. No obstante, continúa favoreciéndose la deriva del hielo, empujado hacia el sector atlántico, lo que durante estos días se traduce en una compactación de la banquisa, principalmente en la zona de Chukchi y Siberia Oriental. Así, durante estos días la extensión desciende a un ritmo más o menos constante, mientras que el área se mantiene casi estable (a lo que también ha podido ayudar algo cierta recongelación de piscinas de deshielo superficial).

Lo vemos también en esta comparativa entre los mapas del 9 y el 17 de agosto de la Universidad de Bremen que muestran como durante la última semana el hielo se ha compactado, ocupando en conjunto una menor extensión, pero aumentando su concentración al ir apilándose témpanos antes más dispersos: se han reducido los colores verdes y amarillos, y aumenta el morado que indica concentraciones entre el 90 y 100%:

Y este sería el mapa más reciente de la Universidad de Bremen, para el 20 de agosto:

A estas alturas de la estación de deshielo, salvo sorpresa mayúscula parece claro que el mínimo de este verano se va a mover en valores próximos a los de 2013 ó 2009: es decir, entre los mejores de los últimos años. Así, sería el segundo buen verano consecutivo para la banquisa ártica. Muy importante será también comprobar la extensión y edad media del hielo multianual superviviente al final del verano. Todo apunta a que estará en valores algo mejores a los del año pasado, que ya supusieron una recuperación significativa respecto a los años anteriores. De esta forma, de momento podría continuar adelante la recuperación iniciada el pasado 2013, aunque aún no sería suficiente para regresar a la situación previa a 2007. Para ello, seguramente fuera necesaria una tercera buena temporada consecutiva…

No obstante, de momento lo primero es seguir observando qué sucede durante las aproximadamente tres semanas que le quedan a la estación de deshielo de 2014 antes de llegar a su fin.

Publicado en Ártico, Mínimos de verano | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Banquisa ártica a principios de agosto 2014

En estos días de principios de agosto, la extensión y área de la banquisa ártica se mueven en torno a los mejores valores de los últimos años para estas fechas (aunque muy por debajo de lo habitual en décadas pasadas).

Podemos verlo en estas gráficas de la NASA. En la primera, tenemos la extensión y área de la banquisa ártica en 2014 (línea negra) hasta el 3 de agosto, comparada con los dos años más bajos (2007 y 2012) y la media de décadas anteriores (1979-1988, 1989-1998, 1999-2008). Vemos como 2014 se mueve por debajo de la media de las décadas anteriores (cada una inferior a la anterior) pero por encima de los dos peores años:

Esta segunda gráfica es similar, pero concentrándose en los años que van desde 2007 a 2014. Observamos como 2014 se encuentra entre los más altos para la fecha(sobre todo en área):

¿Cuáles son las causas de esta situación relativamente buena?

Por un lado, tenemos unas condiciones meteorológicas bastante favorables durante lo que llevamos de estación de deshielo, con un inicio más bien lento del mismo.

No ha habido configuraciones atmosféricas especialmente persistentes, aunque en general las altas presiones han predominado sobre el Ártico. No obstante, lo han hecho con una disposición más longitudinal que meridiana, y sin grandes gradientes báricos, lo que en buena medida ha evitado la llegada de advecciones cálidas desde el sur. Esto se refleja en el mapa de anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie entre el 1 de junio y el 3 de agosto (reanálisis NCEP/NCAR):

Temperaturas por debajo de la media 1981-2010 en el mar de Kara, al norte de las Svalbard y Groenlandia, y también entre los mares de Chukchi y Beaufort. En buena parte del Ártico Central las temperaturas han sido también ligeramente inferiores a la media, o muy cercanas a ésta.

Por el contrario, aparecen anomalías positivas en zonas periféricas como Hudson ó Baffin y, ya en el Oceáno Ártico, también en el mar de Laptev.

Al mismo tiempo, las condiciones de circulación atmosférica durante lo que llevamos de verano han limitado la expulsión de hielo fuera del Ártico a través del estrecho de Fram.

La segunda causa de las condiciones relativamente buenas en las que se encuentra la banquisa hay que buscarla en las condiciones de partida. El Ártico iniciaba la temporada de deshielo con los mejores niveles de hielo multianual y grosor medio de los últimos años (lo veíamos en entradas anteriores, como por ejemplo esta).

Aquí tenemos la animación con la deriva del hielo clasificado según su edad desde el mínimo del pasado septiembre hasta finales del recién finalizado mes de julio de 2014:

(fuente de los mapas: ftp://ccar.colorado.edu/pub/tschudi/iceage/gifs/ )

A pesar de algunos momentos con apreciable exportación por el estrecho de Fram, en el cómputo global dicha exportación no ha sido excesiva y en general ha predominado la recirculación del hielo multianual en el interior del Ártico.

No obstante, en los últimos días las condiciones meteorológicas están siendo más desfavorables, con la subida de una dorsal y la llegada de aire cálido al sector pacífico-siberiano. Estas condiciones parecen según los modelos mantenerse en los próximos días y extenderse hacia el Ártico Central, con la presencia de altas presiones en disposición favorable para la llegada de aire cálido desde el sur, y para una cierta reactivación de la Deriva Transpolar. Así las cosas, en próximas fechas no sería de extrañar una acusada retirada de la banquisa sobre todo en los mares de Siberia Oriental, Laptev, Chukchi y zonas contiguas.

Aún queda algo más de un mes para que acabe la temporada de deshielo y, a pesar de que pronto el sol comenzará a estar sensiblemente más bajo en el Ártico, si durante este tiempo las condiciones meteorológicas y de deriva del hielo son desfavorables, aún podríamos ver un notable descenso en la extensión de la banquisa ártica que nos acercase a mínimos como los de 2011 ó 2007 (acercarse al récord mínimo de 2012 parece ya altamente improbable).

Por el contrario, si las condiciones meteorológicas se mantienen en valores normales o algo favorables, probablemente tengamos una extensión mínima más alta, parecida a las de 2013 ó 2009.

Al margen de la extensión mínima concreta, cuánto hielo multianual sobreviva al final del verano será un factor clave para comprobar si la recuperación iniciada el año pasado puede mantenerse o no.

Como siempre, el tiempo y el Ártico aclararán estas cuestiones.

Publicado en Ártico, Deriva del hielo, Hielo multianual, NSIDC: actualizaciones mensuales | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Regreso al mar de Chukchi, mes y medio después

A finales de mayo y principios de junio el rompehielos Healy estuvo moviéndose por el mar de Chukchi, y gracias a su webcam pudimos ver el estado de la banquisa en dicha zona en aquel momento.

Al inicio de la temporada de deshielo, la banquisa presentaba aún un buen aspecto, con una concentración cercana al 100% y cubierta de nieve, como observábamos en las fotos de esta entrada: Rompehielos Healy en el mar de Chukchi, mayo de 2014.

Mes y medio después, ya más avanzada la temporada de deshielo, el rompehielos Healy ha regresado a localizaciones cercanas a las de las imágenes de la anterior entrada. El aspecto es muy diferente, vemos ahora la banquisa rota, salpicada entre zonas de agua abierta, y con mucha de ella en avanzado estado de deshielo, aunque todavía hay zonas cuyos témpanos de hielo resisten mejor:

El mapa con la ruta del Healy en los últimos días (las imágenes anteriores corresponden a los días 9 y 10 de julio):

En estos momentos, a 17 de julio, el rompehielos Healy se mueve por el extremo sur del mar de Beaufort, en el límite de la banquisa, que en este su borde se encuentra ya en avanzado estado de deshielo:

Publicado en Ártico, North Pole Webcam | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Banquisa ártica en mayo y principios de junio 2014

La extensión media mensual de la banquisa ártica en mayo de 2014 se ha situado en 12.78 millones de km2, según los datos del NSIDC. Esto supone la tercera extensión más baja de toda la serie para dicho mes, superando tan sólo a 2004 y 2006. Lo vemos en esta gráfica:

Y aquí tenemos el mapa con la extensión media mensual de mayo 2014 comparada con la media 1981-2010 para dicho mes (el mayor déficit de hielo se observa en el mar de Bering):

Este es el mapa con la presión media a nivel del mar en mayo 2014, procedente de los reanálisis NCEP/NCAR:

Se observa el dominio de las bajas presiones sobre la mayor parte del Océano Ártico, junto a un anticiclón en torno al Archipiélago Canadiense y norte de Canadá. No es una configuración excesivamente desfavorable, ni a efectos de insolación, ni de advecciones de aire cálido desde latitudes más meridionales, ni tampoco en cuanto a exportación de hielo fuera del Ártico a través del estrecho de Fram.

Dicha configuración sinóptica se ha traducido en las siguientes anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie en mayo 2014 respecto a la media 1981-2010 para dicho mes:

Observamos temperaturas por encima de la media en casi todo el Océano Ártico, excepto entre el Polo y las Svalbard. Sin embargo, la magnitud de las desviaciones positivas tampoco es exagerada. En conjunto, en la banda 70-90ºN las temperaturas en mayo de 2014 han sido bastante similares a las del pasado 2013. Podemos verlo en esta gráfica procedente de los reanálisis NCEP/NCAR mostrando la temperatura media estimada entre 70 y 90ºN en los meses de mayo desde 1948 hasta 2014:

En cuanto a la primera quincena de junio, las condiciones han sido relativamente benignas para la banquisa. Esta es la presión media a nivel del mar del 1 al 15 de junio de 2014:

Bajas presiones sobre el polo, y anticiclón sobre el mar de Beaufort. Lo bueno de este anticiclón es que su disposición ha sido longitudinal y no meridiana, por lo que no ha permitido advecciones de aire cálido desde el sur. La configuración tampoco ha favorecido una exportación de hielo superior a la normal.

En cuanto a las anomalías de temperatura del aire cerca de la superficie durante la primera quincena de junio, vemos que las temperaturas han estado algo por debajo de la media sobre la mayor parte del Océano Ártico, exceptuando el mar de Laptev y parte del de Siberia Oriental. También temperaturas por encima de la media en Hudson-Labrador-sur de Baffin:

Como consecuencia, el deshielo superficial ha avanzado lentamente y en pocas zonas, con la nieve aún cubriendo la mayor parte de la banquisa en el Océano Ártico. Sirva como ejemplo esta captura de la webcam de la O-Buoy 9, al norte del mar de Beaufort, el pasado 13 de junio:

Hasta hace un par de días, en las imágenes del mar de Chukchi tomadas por la webcam del rompehielos Healy tampoco se observaba deshielo superficial:

Entre ayer y hoy, en cambio, parecen observarse primeros síntomas de la retirada de la cubierta de nieve sobre la banquisa:

Así va la extensión de la banquisa ártica según los datos de IARC/JAXA a 16 de junio:

Y en este mapa tenemos la extensión a 16 de junio de 2014 comparada con la media 1981-2010 para el mismo día. Vemos que los déficits de hielo se han trasladado al mar de Barents y al de Laptev:

Veremos cómo se comporta la segunda quincena de junio y el resto de la temporada de deshielo, de la que aún restan unos tres meses.

Publicado en Ártico, Deshielo superficial, NSIDC: actualizaciones mensuales | Etiquetado , , , , | Deja un comentario